Picor en la piel | Gatos y perros con picor
Royal Canin Puerto Rico Nutrición Salud El enfoque Royal Canin Picor en la piel | Gatos y Perros con picor

El enfoque Royal Canin

Imprimir
Picor en la piel

El picor en la piel es una de las razones más comunes por las que los dueños de perros y gatos buscan una consulta veterinaria. Los perros y gatos que padecen de mucho picor tienen una disminución en la calidad de vida debido a las incomodidades asociadas con los problemas de la piel. Algunos dueños pueden hasta encontrar a su mascota en medio de la noche rascándose, lo cual puede causar problemas para el resto de la familia.

Otros síntomas que tu o tu veterinario pueden encontrar en su mascota que sufre de picor en la piel pueden incluir:

  • Infecciones de oídos
  • Enrojecimiento de la piel
  • Heridas que surgen al rascarse (“hot spots”)
  • Infecciones secundarias
  • Pérdida de cabello
  • Síntomas gastrointestinales como vómitos y diarrea (asociado con reacciones adversas a los alimentos)

El picor en la piel puede deberse a diversas causas. Las causas más comunes de problemas de la piel en perros y gatos son alergias a la pulga, alérgias atópicas (alergias ambientales) y reacciones adversas a los alimentos, éstas y otras causas, como infecciones de la piel, deben ser excluidas por un veterinario.

Picor en la piel por alergias a la pulga

Las alergias a la pulga pueden ser severas, aun cuando éstas no se vean en el perro o el gato. Las mascotas con alergias a la pulga usualmente sufren de mucho picor en la piel. El uso de productos de prevención de pulgas bajo las recomendaciones de un veterinario puede ayudar a prevenir picazón asociada con dermatitis alérgica a la picadura de pulgas. Tratamiento ambiental también puede ser necesario con el fin de eliminar los signos asociados con alergias de pulgas, tales como las técnicas de limpieza especiales.

Picor en la piel por alergias atópicas

Atopía usualmente es un diagnóstico de exclusión. Esto significa que reacciones adversas a los alimentos, dermatitis alérgica a la picadura de pulgas, infección y otras causas de picor en la piel deben ser excluidas antes de que el problema sea atribuido a alergias ambientales. Una prueba cutánea intradérmica o de sangre se puede llevar a cabo en perros y gatos para diagnosticar alergias ambientales y averiguar el alérgeno. Las alergias ambientales pueden ser tratadas con una combinación de medicamentos, cambios ambientales o modificación de la dieta. Antihistamínicos, corticosteroides, o inyecciones para la alergia son ejemplos de medicamentos que pueden ser utilizados para tratar pacientes atópicos. Otros cambios, como limpiar las patas del perro una vez él o ella ha estado al aire libre para eliminar los alérgenos de la piel, también pueden ser efectivo en el manejo de la atopía. El manejo nutricional de la atopía puede incluir una combinación de nutrientes para ayudar que la barrera de la piel funcione mejor manteniendo los alérgenos fuera de ésta, ácidos grasos omega-3 derivados del aceite de pescado para ayudar con la inflamación, y el tratamiento de las reacciones adversas a los alimentos si están presentes.

Picor en la piel por reacciones adversas a los alimentos

Las reacciones adversas a los alimentos incluyen tanto alergias a los alimentos como intolerancia. Una verdadera alergia es mediada por el sistema inmunológico, mientras que la intolerancia a los alimentos no lo es. Un buen ejemplo de intolerancia a los alimentos (no una reacción alérgica) es intolerancia a la lactosa; en humanos y animales con intolerancia a la lactosa, el problema estriba en la capacidad de digerir la lactosa pero no existe una reacción alérgica. Los síntomas asociados con reacciones adversas a los alimentos pueden incluir reacciones dermatológicas y  gastrointestinales. Muchos animales con reacciones adversas a los alimentos presentan los síntomas de la piel listados anteriormente en adición a vómitos y/o diarreas, mientas que otros tendrán síntomas de la piel o síntomas gastrointestinales, pero no ambos. Las reacciones adversas a los alimentos son diagnosticadas con una dieta de eliminación y posteriormente una prueba de provocación.

Picor en la piel | Dieta de eliminación y dieta de provocación

Una dieta de eliminación y luego una dieta de provocación envuelve remover todos los alimentos potencialmente alergénicos incluyendo la dieta principal, “treats”, comida de humanos, alimentos utilizados para administrar medicamentos, medicamentos con sabores y hasta pasta de dientes de la dieta de la mascota durante un tiempo predeterminado para ver si hay una respuesta a la modificación de la dieta. Los perros con síntomas, como picor en la piel, pueden tomar hasta doce semanas en mostrar una mejoría durante una dieta de eliminación, mientras que los perros con síntomas gastrointestinales solamente usualmente responden dentro de cuatro semanas. Durante la dieta de eliminación se debe utilizar una dieta de proteína hidrolizada o una dieta exclusiva de veterinarios de proteína seleccionada. Estas dietas pueden ayudar a aliviar los síntomas clínicos si en efecto una reacción adversa a los alimentos está presente, ya que es menos probable que estimulen una reacción alérgica. Las dietas de proteína hidrolizada contienen proteínas degradadas a nivel molecular para evitar estimular el sistema inmunológico, mientras que las proteínas seleccionadas contienen una fuente de proteína a la que el animal no ha sido aún expuesto, esto hace menos probable que una alergia o intolerancia a los alimentos ocurra. Una vez la dieta de eliminación se haya completado y la mascota haya respondido, el gato o perro debe ser “provocado” con el alérgeno sospechoso o dieta previa para asegurarse que los síntomas clínicos mejoraron por el cambio en dieta y no por un medicamento o cambios en los alérgenos presentes en el ambiente durante la dieta de eliminación. Si el animal response de forma negativa a la provocación, la diagnosis de reacciones adversas a la comida es confirmada. Si esto sucede, la dieta de proteína hidrolizada o proteína seleccionada debe ser utilizada a largo plazo. 

Visita tu veterinario si tu gato o perro tiene picor en la piel

Las causas de problemas de la piel incluyendo picor pueden variar grandemente. Solo un veterinario puede diagnosticar, tratar y hacer recomendaciones nutricionales para un animal con problemas de la piel. La nutrición puede jugar un papel muy importante en el manejo de ambos, atopía y reacciones adversas a los alimentos. Para reacciones adversas a los alimentos, una nueva dieta es utilizada para diagnosticar el problema. Si su mascota necesita una dieta de eliminación/provocación, la dieta utilizada y recomendaciones adicionales pueden ser obtenidas de su veterinario.

Recuerda:

  1. Las causas más comunes de problemas de la piel en perros y gatos son: alergias a las pulgas, alergias atópicas (ambientales) y reacciones adversas a los alimentos.
  2. Pruebas cutáneas intradérmicas o de sangre se pueden llevar a cabo en perros y gatos para investigar el alérgeno responsable de alergias ambientales.
  3. Las alergias ambientales se pueden tratar con una combinación de medicamentos, cambios ambientales y modificación de la dieta.

Dietas de Royal Canin para problemas de piel y otras condiciones

  • facebook
  • youtube
  • instagram